Crema para pieles sensibles

Tener la piel sensible te trae una serie de problemas cutáneos realmente molestos que deseas evitar. Usar maquillaje, cremas o tratamientos para el rostro puede ser contraproducente si no sabes elegir los productos adecuados. Por ello, te conviene identificar los componentes de las cremas para pieles sensibles y los beneficios que te reportan.

¿Cómo identificar que tienes una piel sensible?

El primer paso para comenzar a tratar tu piel es identificar si esta es verdaderamente sensible. Las pieles sensibles poseen características fácilmente identificables, por lo cual no necesitarás ir a un dermatólogo para tener el diagnóstico. Hay tipos distintos de sensibilidad debido a que son causados por motivos diferentes, presentando características variadas.

Hay sensibilidad que se presenta porque la piel resulta ser muy fina y seca. Por ello, la piel se enrojece con facilidad y es propensa a sufrir de dermatitis. Ese tipo de problemas cutáneos sí necesitan ser tratados con un profesional, un dermatólogo. También está la sensibilidad que se produce como resultado de una reacción desfavorable llevando a la presencia de afecciones.

Síntomas como el hormigueo, el picor y la sensación de quemazón también se presentarán si tienes una piel sensible. Esos síntomas generalmente se presentarán de forma intermitente y exagerada, haciendo sencillo el notarlos. Si tienes una piel sensible, la tolerancia de la misma es muy baja, por ello deberás tratarla con cremas especiales.

Factores incidentes en la presencia de sensibilidad en tu piel

La variedad que existe de cremas para pieles sensibles hace difícil que escojas solo una para ti. Con el fin de hacer la mejor elección, es aconsejable que identifiques la causa de tu sensibilidad cutánea. Una vez determines que sí tienes una piel sensible, trata de averiguar el motivo para poder contrarrestarlo.

Solo así podrás elegir la crema ideal que trate adecuadamente tu problema específico de sensibilidad. Es posible categorizar los factores incidentes en la presencia de sensibilidad en la piel en 5 grupos. El primer grupo son los factores físicos, el segundo los químicos y el tercero los psicológicos. Además de ello, los factores tanto hormonales como alimenticios tienen influencia.

Físicos

Los factores físicos que pueden llevarte al uso de cremas para pieles sensibles involucran los cambios climáticos. El viento y el frío o el calor excesivo podrían traer repercusiones en la tolerancia de tu piel, disminuyéndola. Esos cambios en la temperatura junto con los roces o frotes de la piel te causarían sensibilidad.

Químicos

Las cremas para pieles sensibles evitan por completo el aumento de esa hiperreactividad de tu piel. Por el contrario, hay jabones y productos cosméticos que te producen sensibilidad o la aumentan de manera considerable. De allí la importancia de que supervises de forma cuidadosa las cosas que usas para tratar tu piel sensible.

Psicológicos

A pesar de que no lo creas, los factores psicológicos también inciden en que tengas una piel más sensible. Eso se debe a que tu piel reacciona al estrés que experimentas día a día. Tus emociones producen reacciones en tu cuerpo y la piel no es la excepción.

Debido a eso, es bueno que regules el estrés y la ansiedad mientras aplicas un tratamiento con cremas para tu piel. Así podrás experimentar mejores resultados en tu rutina de cuidado cutáneo.

Hormonales

Los síntomas que revelan la sensibilidad extrema de tu piel pueden presentarse con mayor frecuencia durante tu ciclo menstrual. De forma similar, la sensibilidad se percibe más durante los años de la época menopáusica. Eso se debe a que la piel sensible reacciona de forma negativa a los cambios hormonales, convirtiéndolos en factores incidentes.

Alimenticios

Tu alimentación juega un papel esencial en el estado de salud que tiene tu piel. Por esa razón, no es de extrañar que la sensibilidad de tu piel aumente como resultado de una comida. Debes evaluar qué alimentos provocan en tu cuerpo una reacción desfavorable que se exteriorice en tu piel. De ese modo podrás evitarlos mientras usas las cremas para tratar los efectos causados.

Componentes principales de las cremas para pieles sensibles

El mercado está lleno de diferentes cremas que afirman tener una composición especial para las pieles sensibles. Sin embargo, no todas las cremas están compuestas de provechosos ingredientes que beneficien tu tipo de piel. Por ese motivo, es importante que analices los ingredientes que componen la crema facial que estás pensando utilizar.

Las mejores cremas tienen una composición en la que predominan solo los ingredientes naturales con sus múltiples propiedades benéficas. Los aceites destacan en la lista debido a su capacidad superior para hidratar la piel. Además de estos, los péptidos, el colágeno, el retinol, los antioxidantes y la SPF son componentes beneficiosos

Péptidos

Los niveles de colágeno en la piel comienzan a descender, afectando la apariencia de esta. El colágeno constituye una proteica molécula secretada por células de los tejidos conjuntivos. Por eso las cremas contienen este componente, para darle a tu piel una mayor resistencia y más  elasticidad.

Los péptidos de las cremas también influencian la suavidad y la firmeza que presenta tu piel. Además de contrarrestar la sensibilidad, dichos productos cosméticos incidirán en que tu rostro entero se vea mejor. Por ello, deberías buscar por este componente en las cremas que deseas comprar para tu sensible piel.

Ácido salicílico

El ácido salicílico está sobre todo presente en las cremas que tienes que usar para limpiar tu rostro. La incidencia de factores ambientales, junto con el estrés, desaceleran el cambio de las células. Eso, a su vez, incide en que tu piel no se rejuvenezca y muestre signos de envejecimiento más rápidamente.

Las cremas que contienen ácido salicílico evitan que en tu piel se acumulen las células muertas. Debido a ello, dichas cremas son consideradas exfoliantes que aportan luminosidad y evitan la obstrucción de los poros. Claro está, lo mejor es que limites un poco el uso de estos productos, preferiblemente con el asesoramiento de un especialista.

Retinol

El retinol es ampliamente usado en la cosmética debido a todos los beneficios que le otorga a tu piel. Este componente presente en la crema hará que su uso borre las manchas de tu rostro, uniformizando tu tono. Además de ello, este ingrediente cerrará tus poros dilatados y suavizará tu aspecto en general.

Los expertos recomiendan que, si tu crema para piel sensible tiene retinol, regules su uso de manera cuidadosa. La dosis debes subirla poco a poco para evitar una reacción desfavorable debido a la sensibilidad de tu piel.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico actúa como un poderoso humectante que hidrata tu piel a profundidad. Por ello, si constantemente presentas resequedad cutánea, lo mejor es que optes por cremas que contengan dicho ingrediente. Las propiedades beneficiosas del ácido hialurónico harán que tu piel no presente mayores problemas al absorberlo.

Antioxidantes

El beneficio principal proporcionado por los antioxidantes se relaciona con el neutralizar los daños causados por radicales libres. Esos radicales libres cumplen una función en el rápido envejecimiento de tu piel, afectando su apariencia.

Dichos radicales reaccionan ante la presencia de la contaminación y los rayos del sol. Por ello es provechoso que uses cremas con antioxidantes que protejan a tu piel de los radicales.

SPF

Las siglas SPF corresponde a las palabras Sun Protection Factor, que significan: factor de la protección solar. Usar cremas para pieles sensibles que te protejan del sol es fundamental para evitar que tu estado empeore. Los rayos del sol pueden ser realmente agresivos con tu piel, por eso debes cuidarla.

El sol produce envejecimiento temprano e incluso hay mayores de riesgos de padecer de cáncer de piel. Al comprobar la protección solar de la crema que vas a comprar, asegúrate de que sea de amplio espectro. Eso quiere decir que la crema debe proteger tu piel sensible tanto de los rayos UVA como de los rayos UVB.

¿Cómo seleccionar tu crema ideal de acuerdo a tu tipo de piel?

A la hora de comprar cualquier cosmético, es importante que tengas en cuenta los síntomas de sensibilidad que presenta tu piel. También es bueno que verifiques si los ingredientes en la crema te beneficiarán, preferiblemente opta por las composiciones mayoritariamente naturales.

En caso de que tengas dudas, puedes consultar con un dermatólogo para hacer la mejor elección. Para cuidar mejor de tu rostro, mantén una rutina de limpieza cuidadoso todos los días, sin descuidar la hidratación. También es bueno que evites aquellos productos que empeorarán tu estado, aquellos con muchos químicos.

¿Cómo aplicar correctamente las cremas sobre pieles sensibles?

La elección de la crema a usar en tu piel sensible es vital para mantenerla saludable. Sin embargo, no debes descuidar la forma en la que aplicas dicha crema, ya que también tiene importancia. Debes tomar de tu tiempo para aplicar la crema de manera adecuada para aumentar las posibilidades de obtener los efectos deseados.

Las recomendaciones indican que lo mejor es que lleves a cabo un masaje ligero durante la aplicación en el rostro. De esa manera se mejora la circulación de la sangre en la cara, mejorando automáticamente su aspecto. Además de eso, los principios activos se verán potenciados debido a ese mejoramiento en el flujo sanguíneo.

Tu rostro debe estar completamente limpio cuando decidas aplicar la crema. Primero debes colocar sobre tus manos la crema para calentarla y luego pasar a aplicarla en tu rostro. Los masajes ligeros deberías hacerlos con movimientos circulares por toda tu cara. Segundo, es aconsejable que calientes un poco tus manos para ejercer una suave presión por tu rostro.  

Beneficios de las cremas especialmente desarrolladas para la piel sensible

Las cremas desarrolladas especialmente para su uso en piel sensible son las que más te convienen. Los componentes de esos productos cosméticos no son agresivos con tu cutis, más bien lo protegen de distintos factores deterioradores. El uso de estas cremas, en lugar de causarte una reacción desfavorable, te proporcionará verdadero alivio en el rostro.

De hecho, la mayoría de esas cremas también tienen el propósito de producir mejoras en tu piel. Por esas razones, es recomendable que te tomes el tiempo necesario para elegir bien el tratamiento facial que seguirás. Ese tratamiento determinará la apariencia de tu rostro y cómo te sientes con respecto a eso.

Sin duda, no querrás perderte la protección, el alivio y el mejoramiento que promete darte las cremas especiales. Todas esas ventajas son proporcionadas por la industria de cosmética natural desarrollada para tratar las pieles sensibles.

Protección

La piel usualmente refleja la atmósfera de la cual está rodeada, por eso se ve muy afectada por los cambios climáticos. Eso sucede sobre todo si tu piel es sensible al invierno y/o a las temperaturas altas, haciendo que presentes irritaciones cutáneas. También es probable que los factores ambientales lleven a la descamación de tu piel y su enrojecimiento.

Hay muchas cremas que pueden protegerte de las condiciones climáticas tanto del verano como el invierno. De ese modo, tu piel mantendrá la hidratación deseada, sin perder los nutrientes que la hacen ver radiante. Ese efecto protector es uno de los más beneficiosos en las cremas cosméticas diseñadas para las pieles sensibles.

Alivio

Los síntomas que experimentas si tienes una piel muy sensible pueden incluir picor y sentimiento de quemazón. Con la finalidad de reducir esas desagradables sensaciones, deberías usar una crema para piel sensible. La crema debe adaptarse a tus necesidades de manera correcta, de acuerdo al tipo de sensibilidad cutánea que sufres.

Solo así podrás experimentar verdadero alivio y te sentirás bien con tu piel debido a la salud de esta. Por el contrario, las cremas con componentes químicos agresivos solo empeorarán tu situación, haciendo que aumenten las molestias.

Mejoramiento

Las cremas diseñadas para su uso en pieles sensibles no solo protegerán tu piel de la aparición de otros daños. Además de proporcionarte alivio, es posible que incluso consigas mejoras al combatir la sensibilidad de tu piel. Los componentes naturales de esos cosméticos fortalecerán tu piel, contribuyendo a que esta sea capaz de resistir mejor.

Gracias a eso, poco a poco, tu piel presentará menos reacciones adversas ante distintos factores físicos, alimenticios, psicológicos y hormonales. Podrás percibir una mejora progresiva a medida que uses las distintas cremas especialmente desarrolladas para pieles sensibles.