Cosmética natural procedente de cultivo biológico

La cosmética natural procedente de cultivos biológicos o cosmética ecológica está ganando seguidores en países como Estados Unidos y Canadá. Aunque en países europeos ya existía desde hace unos cuantos años, es ahora que el sector está empezando a crecer. Más fábricas de cosmética natural han abierto sus puertas para ofrecer alternativas de cosmetología saludables.

Cosmética natural ecológica: conscientes desde la elaboración hasta la aplicación

Buscando un estilo de vida responsable y consciente, los fabricantes de cosméticos naturales ecológicos fundamentan su trabajo en la conservación del planeta. En tal sentido, utilizan productos biológicos respetuosos tanto con la piel como con el entorno. De manera se obtiene un fruto sostenible perfectamente meditado.

Con el firme objetivo de aportar un granito de arena al compromiso sostenible, las marcas de productos naturales biológicos elaboran cada uno con alta efectividad sin dañar el medioambiente. Por cuanto, se da prioridad a la calidad más que a la cantidad de productos emitidos.

La clave para lograr que un cosmético sea ecológico y al mismo tiempo efectivo es analizar su repercusión en el entorno. Lo mismo ocurre a la hora de la aplicación, de manera que son productos con alta efectividad para con el cuidado de la piel. Y es que la mayoría de los consumidores solo piensan en el bienestar personal a la hora de comprarlo. Así que es tarea de las empresas promover también el interés general.

Engaños sobre cosmética natural biológica

Antes de hablar sobre la cosmética natural de cultivos biológicos, hay que señalar que existe una confusión en su concepto. En muchas ocasiones, térmicos como ecológico, biológico y natural es utilizado como estrategia de marketing. De allí la importancia de conocer exactamente qué es y cómo diferenciarla del resto.

Desde un ámbito general, se conoce como cosmética natural a aquellos productos que utilizan como ingrediente principal uno de origen vegetal. Uno de los más utilizados actualmente es el aceite de almendras.

Ahora bien, el hecho de que su principio activo sea natural, no quiere decir que dentro de su composición no haya ingredientes sintéticos. Cualquier producto cosmético que contenga parabenes, es decir, conservantes, o cualquier derivado del petróleo, perfumes artificiales o colorantes, deja de ser natural.

Un ejemplo común de esto son las cremas de aloe vera. Es cierto que esta planta es útil en muchos aspectos en el campo de la cosmética. Sin embargo, cuando en su composición incluye decenas de químicos, deja de ser natural.

Cuando se habla de cosmética ecológica, esto quiere decir que todos los ingredientes son cultivados de forma biológica. Por lo tanto, no puede haber intervención de pesticidas o abonos sintéticos. Aunado a ello, el envase debe presentar de forma clara y visible el porcentaje de ingredientes químicos que posee el producto.

Aprende a diferenciar la cosmética natural de la cosmética natural ecológica

A pesar de que la cosmética natural utiliza ingredientes orgánicos, no elimina por completo las sustancias químicas. Eso sí, si elimina aquellas muy agresivas que pueden causar daño irreparable al organismo. Por lo tanto, aunque el ingrediente principal de una crema sea el aloe vera, puede contener algunos ingredientes sintéticos.

Por otra parte, la cosmética natural ecológica es 100% orgánica. En tal sentido, todos los ingredientes proceden de cultivos biológicos. Por  lo tanto, no se hace uso de pesticidas, abonos sintéticos, herbicidas o productos similares. Entonces, toda la elaboración de estos cosméticos utiliza recursos naturales. No hay organismos modificados genéticamente en su fabricación.

El uso de plantas, flores o aceites esenciales orgánicos controlados son los que resaltan en la composición de estos productos. Así también son equipados con antioxidantes, calmantes, fotoprotectores y detoxificantes naturales que permiten eliminar toxinas de la piel y protegerla de agentes externos.

Requisitos indispensables de la cosmética natural procedente de cultivos biológicos

La cosmética natural puede llegar a utilizar algunos ingredientes sintéticos suaves. En cambio, fabricantes de cosméticos ecológicos descartan por completo todo tipo de productos sintéticos. Tampoco se utilizan materias primas con origen animal. Solo es admisible aquellos productos que se obtienen de animales vivos como la leche o la miel.

La cosmética natural ecológica no admite pruebas en animales. Además, las técnicas de fabricación de cosméticos biológicos deben ser respetuosas con el medioambiente, así como también ser socialmente responsables.

En caso de utilizar sales inorgánicas como el sulfato de magnesio u otros minerales, es importante que se señale en el envase. Estos están permitidos dentro de la cosmética ecológica más no en altos porcentajes. Asimismo, se puede hacer uso de conservantes que se encuentran en la naturaleza. Gracias a eso se garantiza la estabilidad y seguridad del producto.

Otro factor importante dentro de la cosmética ecológica es que sus envases sean reciclables. Además, deben presentar sellos de instituciones reconocidas para tal fin. Esto es sin duda una garantía para el consumidor.

Al elegir un laboratorio de cosmética natural, estamos asegurándonos de que son buenos para nuestra piel mientras cuidan también del planeta. Recuerda que esta gama incluye cremas, jabones y maquillajes procedentes 100% de cultivos biológicos. De manera que reducimos considerablemente la exposición a tóxicos que contienen os cosméticos tradicionales.

Identificar la cosmética biológica

En vista de la cantidad de proveedores de cosmética natural, es importante conocer cuáles son aquellos que ofrecen una natural biológica. Y es que ya vimos las diferencias entre cada una para evitar engaños. Pero también es importante conocer los certificados que avalan que un producto es 100% ecológico.

En España se conocen dos empresas certificadoras de cosméticos. La primera es EcoCert; gracias a esta es posible diferenciar la cosmética natural de la natural ecológica. Los certificados se otorgan a productos naturales en más del 95%. En el caso de ser cosmética natural, esta institución asegura que tiene por lo menos 5% de productos ecológicos. Pero si tiene más de 10%, entonces es considerado natural ecológico.

Asimismo, CosmeBio determina que un producto es natural ecológico si tiene más del 95% de ingredientes naturales, de los cuales, 10% provienen de la agricultura ecológica.

Aunque no son los únicos, son los más importantes. Por lo tanto, son guía segura para la elección de cosméticos ecológicos saludables. Claro está, esta certificación no da garantía de que el producto sea bueno. Esto quiere decir que en verdad le funcione al consumidor. Esto solo es una garantía de que es totalmente natural y ecológico.

En consecuencia, al comprar productos cosméticos naturales ecológicos es imprescindible leer la ficha informativa del envase. Además de tener los sellos de garantía, debe proporcionar información completa sobre los ingredientes que contiene.

Es importante señalar que la mayoría de las cosméticas de España son naturales más no ecológicas. Por eso, es importante que aprendas a identificar cada aspecto para que elijas un producto de calidad y responsable con el medioambiente.

Factor que afecta la cosmética natural biológica

Una de las preguntas más frecuentes sobre la cosmética natural es si se ve afectada por el calor. Algunos consumidores han notado que sus cremas se han derretido una vez llegó el verano. Esto ocurre con regularidad cuando el producto no utiliza ningún tipo de conservante. Por cuanto, antes de comprar estos productos, es importante que tengas en cuenta ciertas recomendaciones.

  • Almacenar el producto donde no tenga exposición directa al sol o en lugares muy húmedos.
  • No someterlo a temperaturas muy altas. Esto ocurre frecuentemente en coches o cuando se acerca a radiadores o chimeneas.
  • Después de utilizarlo, cerrar bien el envase con el fin de evitar oxidación.

Recomendaciones de uso de cosméticos naturales biológicos durante el verano

Los bálsamos son muy sensibles a las altas temperaturas. Por eso, es muy probable que a más de 40ºC se derritan. La recomendación cuando esto ocurra es colocarlo dentro de la nevera por lo menos dos horas para recuperar la textura original.

Vale mencionar que los cambios de estado del producto no afectan sus propiedades. Por lo tanto, no importará que se licue y luego colocarlo en la nevera para devolverle su estado normal. No obstante, la exposición constante a temperaturas altas si puede reducir su efectividad. En consecuencia, no importa si esto ocurre una o dos veces. Lo que si puede estropearlo es que esta misma situación ocurra durante semanas.

Por otra parte, hay productos que no sufren con el constante movimiento como lo son los aceites corporales, jabones o serums. Sin embargo, es de gran importancia mantenerlos alejados de las altas temperaturas. Por ejemplo, los aceites corporales aumentan su densidad en el calor, por cuanto si el envase está muy lleno es probable que termine siendo un desastre dentro de tu maleta.

En el caso de los bálsamos labiales como la manteca de cacao, se recomienda que no esté a más de 30ºC. Pasada esa temperatura es probable que se derrita tal cual un chocolate. Pero no te preocupes, unas horas dentro del refrigerador solucionarán este problema y tendrá de nuevo su textura habitual. En ciudades donde el verano es muy fuerte, es mejor dejarlos en la nevera hasta que finalice la temporada.

Para evitar que los cosméticos se derritan, muchas marcas reconocidas utilizan cera candelilla o carnauba para mantenerlos intactos. Sin embargo, esto no se puede hacer con aceites vegetales pues se deterioran al calentarlos a más de 80ºC, temperatura que permite la fusión de la cera.

Aplicación de cosméticos naturales ecológicos

El hecho de que la elaboración de estos productos sea diferente a los demás y que tenga un alto interés por el medioambiente no los hace diferentes a la hora de aplicarlos. Al igual que cualquier producto de belleza, estos requieren de unos minutos para masajear la zona y así distribuir bien el producto.

Al utilizar los cosméticos naturales de cultivos biológicos diariamente lograrás mejorar la apariencia de tu piel. En cuestión de días será notable que esté protegida y saludable. Lo mejor de todo es que lo logras de forma natural y sin afectar a los demás.

Al ser afines con la piel, los cosméticos naturales ejercen gran efecto en la salud de esta. Si aunado a eso no utiliza componentes químicos, nos damos cuenta que es una excelente alternativa como tratamiento de belleza. Esta tiene ingredientes activos que mejoran la efectividad del producto. Así que en menos tiempo se notan los cambios positivos en la piel.

Ahora bien, algunos sugieren que los requisitos exigentes de este tipo de fabricación reducen el rendimiento mientras que el precio aumenta. Además, las texturas que poseen son muy diferentes a los cosméticos tradicionales. Por supuesto, esto es razonable pues no utilizan componentes sintéticos que alteren los olores y texturas del producto.

El tiempo de caducidad de los cosméticos naturales biológicos es mucho menor que los de la cosmética tradicional. Esto ocurre precisamente por la falta de conservantes y elementos sintéticos que alarguen la vida útil de estos productos.

Razones para elegir la cosmética natural de cultivos biológicos

La popularidad de los cosméticos naturales ecológicos es cada vez mayor. La falta de elementos como los parabenos o derivados del petróleo los convierte en una alternativa 100% saludable para la piel y amigable con el entorno. Por eso, te damos varias razones por las que deberías cambiarte ya a esta nueva forma de ver la belleza.

  • Es respetuosa con la piel y la naturaleza ya que no contiene ingredientes tóxicos o químicos que perjudicarían tus poros.
  • Todos pueden utilizar los cosméticos naturales ecológicos pues no tienen contraindicaciones. De manera que personas con pieles sensibles notan el fortalecimiento que adquiere con el uso de los productos naturales cultivados biológicamente.
  • Los ingredientes son 100% vegetales que aportan beneficios inestimables a la piel. Estos tienen mayor absorción y contribuyen a la hidratación de la piel.
  • Tiene un alto respeto por el medioambiente ya que utiliza materiales reciclables.
  • No se utiliza ningún ingrediente que pueda afectar la vida animal.

A pesar de que son productos más costosos que los de la cosmética tradicional, se puede evidenciar un alto nivel de efectividad. Con el pasar del tiempo, el bolsillo también lo agradecerá ya que no tendrás que hacer gastos en medicamentos que mejoren el estado de tu piel por el uso de estos cosméticos. Al poner en práctica los consejos de uso, estos durarán más tiempo, lo que añade un plus a tu elección.