Ácido hialurónico

Se conoce como ácido hialurónico a una sustancia encontrada en los tejidos y órganos del humano. En consecuencia, este componente se desarrolla de manera natural en tejidos conectivos, epidermis, liquido sinovial y más. Ahora bien, ¿sabías que este elemento es utilizado con frecuencia en la cosmética? Gracias a sus propiedades se mejoran las condiciones de la piel; veamos por qué.

Importancia del ácido hialurónico en el organismo

Durante el envejecimiento, la piel va perdiendo su hidratación, de manera que se vuelve flácida y arrugada. Las articulaciones también presentan cambios a medida que pasa el tiempo, volviéndose más rígidos hasta romperse en muchas ocasiones. En consecuencia, se produce intenso dolor cuando los huesos rozan entre sí. ¿Cuál es la razón de estos padecimientos?

Luego de los 50 años, el cuerpo va perdiendo muchas sustancias elementales en la juventud, entre esos el ácido hialurónico. Por cuanto, llegada a esta edad, la cantidad que tenemos en nuestro cuero de este elemento se reduce a la mitad. Entonces, es importante que demos uso a productos que puedan proporcionarnos todo aquello que vamos perdiendo con la edad.

Gracias al ácido hialurónico, el cuerpo atrae y retiene el agua. Por lo que es más fácil para los órganos como la piel y los cartílagos mantener un nivel de hidratación suficiente para mantener la piel saludable. Obviamente, con el pasar del tiempo, este efecto protector se va perdiendo, por lo que habrá que elegir algunas alternativas médicas para que la piel mantenga un estado saludable.

Es así como  la cosmética ha utilizado este componente con el fin de fabricar tratamientos regenerativos y traumatológicos. Lo mejor de todo es que es un componente natural, lo que añade más efectividad al producto que se está promocionando. Entonces, puedes  optar por usar cosméticos naturales a base de ácido hialurónico. Al fin y al cabo, tendrás seguridad de que es un producto hidratante.

Usos médicos del ácido hialurónico

En vista de las propiedades que tiene el ácido hialurónico, se ha abierto campo a que se aplique como tratamiento de diversas patologías. Se ha visto un efecto muy positivo en enfermedades degenerativas de articulaciones como la artrosis. Las infiltraciones de ácido hialurónico reducen  el dolor del paciente y promueven la regeneración del cartílago.

Otro uso que se le da a esta sustancia va dirigido a sustituir el líquido sinovial que puede perderse durante una artroscopia. Además, se utiliza en pacientes deportistas que necesitan recuperarse con rapidez de lesiones en rodillas y tobillos.

En el área odontológica se utiliza esta sustancia como medicamento cicatrizante. Además, es capaz de regenerar encías y mucosa oral. Además, ha sido implementado como tratamiento quirúrgico para la disfunción de la articulación temporomandibular. Otro padecimiento se puede eliminar con tratamiento a base de ácido hialurónico es la cistitis intersticial, al introducirlo directamente en la vejiga.

Lo mejor para resolver problemas cutáneos tales como lipodistrofia es el ácido hialurónico. Este tipo de efectos son comunes en terapias con esteroides o luego de un tratamiento antirretroviral para pacientes con VIH.

Usos del ácido hialurónico en la estética

Independientemente de otros efectos que pudieran obtenerse al consumir o aplicarse productos con ácido hialurónico, la función principal de este componente es hidratar la piel. Lo mejor de este producto es que penetra en todas las capas de la piel, ofreciendo mejores resultados que otros productos cosméticos que no lo poseen-

Entonces, gracias al ácido hialurónico es posible mantener el grosor, tersura y volumen de la piel. Así que es muy sencillo contrarrestar la aparición de arrugas o bien tratar las que ya han aparecido. Vale mencionar que el efecto de desaparición solo se logra cuando las arrugas se encuentran en fase incipiente.

En el ámbito médico-estético, la sustancia extraída de la natural ha creado una revolución en cuanto a tratamientos para arrugas. Es así como se ha logrado sustituir la toxina botulínica o botox por componentes naturales y nada riesgosos.

Al aplicarse el ácido hialurónico mediante inyección intradérmica, se estimula y activa todos los fibroblastos. Por lo tanto, la piel vuelve a tener casi el mismo volumen que en la juventud. La razón es que además de hidratar la piel, el ácido hialurónico estimula la formación regular de colágeno.

Con tratamientos a base de ácido hialurónico se pueden eliminar las arrugas en los surcos nasogenianos, los pliegues peribucales, comisuras labiales, entrecejo, frente. También desaparecen las líneas en el contorno de los labios y las comúnmente llamadas patas de gallo.

¿Dónde se encuentra el ácido hialurónico?

Esta forma parte de nuestro organismo, un tercio de esta sustancia se encuentra principalmente en la piel, por lo que notamos es elástica y firme desde que nacemos hasta los 35 años que comienza a perder su vitalidad. Y es que precisamente es este componente que empieza a faltar llegada esta edad.

Entonces, ¿Cómo podemos recuperar lo que ya hemos perdido? Gracias a productos cosméticos que han incluido en su composición el ácido hialurónico. La cosmética natural es la que más lo utiliza, aunque si hay productos sintéticos que han aprovechado los beneficios que ofrece la sustancia. Por eso, hay que informarse sobre todos los componentes antes de adquirir el producto.

Para alisar visiblemente las arrugas y humectar la piel lo mejor es consumir suplementos alimenticios con ácido hialurónico. Estos regeneran el colágeno y fomentan la producción de colágeno. Ingerir la sustancia tiene mayor efecto que aplicárselo en la piel.

No obstante, también pueden recibirse los efectos de esta sustancia al aplicarse cremas hidratantes o directamente al inyectarla en la dermis. En este último caso, además de alisar la piel, es muy efectivo para tratar problemas de articulaciones.

Ácido hialurónico como agente contra el envejecimiento

Vale mencionar que la piel humana contiene un tercio de ácido hialurónico con respecto a todo el cuerpo. No obstante, esa medida es suficiente para lograr que la piel tenga la elasticidad y brillo. Obviamente, con el paso del tiempo, se pierde frescura, hidratación y elasticidad pues esta sustancia va desapareciendo del organismo.

En tal sentido, cuando se van los años mozos, aparecen las arrugas y la piel perdiendo volumen. así que es común que tanto hombres como mujeres comiencen a utilizar productos de belleza que eliminen por completo o en parte los efectos de la vejez. Para ello, es necesario que tales cosméticos tengan en su composición ácido hialurónico.

Propiedades del ácido hialurónico en la cosmética natural

La cualidad más sobresaliente del ácido hialurónico es la capacidad de retener agua. Es gracias a este componente que la piel se nota suave y elástica. Esto quiere decir que tiene un efecto antiarrugas natural.

Ahora bien, el ácido hialurónico puede encontrarse como componente activo en productos estéticos tales como lociones, cremas, champús, e incluso bálsamo de labios. Tales cosméticos promueven la protección de la piel contra la radiación UV. Además, contienen propiedades antioxidante previenen todo daño causado por los radicales libres.

El objetivo principal de la cosmética es brindar efectividad para humectar la piel. Pero también son utilizados como tratamientos médicos y farmacéuticos. Y es que este componente natural no es corrosivo ni dañino para la piel o los tejidos. Por eso, en muchas ocasiones se inyecta directamente en la dermis para eliminar las arrugas y líneas de expresión.

Al aplicar productos cosméticos dermatológicos a base de ácido hialurónico es posible mejorar la apariencia de cicatrices recientes. En muchas ocasiones estas terminan por desaparecer si no son graves o muy visibles.

Según expertos en cosmética, el ácido hialurónico tiene mejor efecto y tolerabilidad comparándose con el colágeno. Puede ser inyectado, pero también es posible administrarlo vía oral mediante cápsulas. De esa forma, se obtienen grandes beneficios para la piel en cuestión de semanas. Por lo que la humedad se retendrá en la piel, logrando un efecto duradero.

También se consiguen en el mercado suplementos de hialurónico capaces de ayudar a atraer el agua hacia la capa superior de la piel. De esa forma, se protege contra la pérdida de humedad. Vale recordar que el 90% de la piel es dermis, donde se inyecta este elemento indispensable para la salud del órgano.  

Cuidado de la piel con ayuda del ácido hialurónico

Lo cierto es que el ácido hialurónico apoya al colágeno para mejorar la elasticidad de la piel y así prevenir la aparición de las arrugas. Por cuanto, se considera un elemento antienvejecimiento muy efectivo.

Sin embargo, no todas las personas entienden con exactitud su funcionamiento e importancia. Por cuanto, descartan este ácido como ingrediente para sus productos cosméticos. O bien, si se encuentran en la composición, no saben determinar qué tan efectivo puede ser para lograr los efectos deseados.

Cabe mencionar que luego de los 35 años el cuerpo va perdiendo la capacidad de producir naturalmente el ácido hialurónico, reduciendo considerablemente su concentración en la piel. Es allí donde empiezan a aparecer los estragos de la vejez tanto en el rosto como partes del cuerpo que dejamos visibles ante los demás.

En vista de todo ello, la cosmética ha adoptado al ácido hialurónico como componente estrella de sus productos. La razón es que al ser un ácido natural, es poco probable que aparezcan alergias por el uso de tales productos.

Para que un cosmético dermoestético tenga una alta efectividad es necesario que se mezcle nuestro protagonista con colágeno o elastina. De esa forma se logra mantener la salud en toda la piel sin correr grandes riesgos.

Componente natural efectivo en la cosmética

Las marcas de cosméticos están muy conscientes de la perdida que tenemos de ácido hialurónico a medida que pasa el tiempo. Por lo que mantener una piel suave y humectada es un verdadero reto. Así que para renovar la piel y devolverle la apariencia de cuando teníamos 18 años añaden el ácido hialurónico a la composición de productos dedicados a la piel.

Gracias a este componente natural podemos mantener un alto nivel de fuerza y flexibilidad. Así que si quieres que tus productos cosméticos te hidraten la piel y combatan la aparición de arrugas y flacidez, debes asegurarte de que contengan ácido hialurónico en alta proporción.

Así que deberíamos considerar el ácido hialurónico como un aliado para el cuidado de nuestra piel. Tenemos la capacidad de recibir hasta 1000 veces de nuestro peso en agua gracias a este componente. De allí que sea tan poderoso como cosmético antienvejecimiento. Si la cosmética aprecia tanto al ácido hialurónico, es razonable que nosotros mucho más que seremos los que utilizaremos los productos y disfrutaremos de sus efectos.

Tipos de ácido hialurónico utilizado en la cosmética

El alto contenido de ácido hialurónico en los productos cosméticos no es un secreto. Gracias a este elemento, los cosméticos ofrecen mejorar la capacidad de la piel de absorción de agua. Este elemento se combina con el ácido hialurónico natural y así promover la cantidad de la sustancia.

Además de activar la función del ácido natural, este tipo de producto favorece la formación de colágeno. Por eso, hay que tener en cuenta la función que cumple, si es médico estético o como tratamiento para patologías articulares. Entonces, se podrá determinar si es necesario que el ácido sea inyectado o aplicado en gel. Así es como nacen dos tipos de ácido hialurónico:

Reticulado

Este se presenta como gel. Al aplicar este tipo de ácido hialurónico, el efecto de elasticidad dura por lo menos 6 meses, pudiéndose alargar hasta 9 meses.  

No reticulado

La presentación de este tipo de ácido hialurónico es líquida. Este tipo de ácido se debe aplicar con mayor frecuencia pues su duración alcanza solo los 3 meses.

No hay que confundir el ácido hialurónico que se aplica en la cosmética con el que inyecta un especialista en medicina. La diferencia radica más que todo en su eso molecular, resultando el que se utiliza en la cosmética menor al que se aplica en la medicina tradicional. Es por eso que es muy fácil que este producto penetre en hasta la dermis y así lograr el efecto deseado.

Vale mencionar que no en todos los casos hay que recurrir a las inyecciones. De hecho, la mayoría de los usuarios recurrentes de la cosmética dermoestética prefieren utilizar una buena base en vez de las inyecciones, y aun así obtener un resultado eficaz.